Panda no es un bicho - Historia del SEO

Google Panda

"El contenido es Rey, pero la calidad es la reina..."

Pocas veces he visto tantos usuarios disconformes con Google gracias a un animal, para quien no lo sepa aun, Panda era el nombre de un algoritmo implementado por la gente de Mountain View que ha provocado grandes cambios en los resultados del buscador.

El hecho es que mientras algunos sitios web alcanzaban las primeras posiciones de la noche a la mañana, otros que estaban muy bien rankeados desaparecian de las primeras páginas e incluso algunos fueron borrados del índice del buscador.

Panda ya no era un animal en peligro de extinción, para algunos webmasters se había convertido en un temible monstruo algorítmico, pero ¿por que produjo cambios tan drásticos?.

Hay una serie de puntos importantes a tener en cuenta para tratar de entender cómo funcionaba:

Algoritmo complementario

A diferencia de googlebot, Panda tenia una frecuencia de rastreo diferente y efectuaba su tarea de forma complementaria al anterior haciendo las veces de inspector de calidad.

En la actualidad, Panda se ha integrado al algoritmo original y opera en tiempo real, aunque se afirma que mantiene su frecuencia de rastreo independiente.

Gramática y ortografía

Si bien no eran realmente un problema, en un principio se tomaba en cuenta estos factores, para ponderar la calidad de un contenido. La gramática y por sobre todo la ortografía, eran ahora importantes cuando antes el algoritmo no las controlaba.

Directrices de calidad

Todo indicaba que a partir de Panda, se debía respetar estrictamente las directrices para webmasters, por lo tanto algunas faltas que antes pasaban desapercibidas, tienen mucho mas peso.

Contenido duplicado

El mas controversial de los factores, Panda controlaba de modo más severo tanto la duplicidad entre las mismas páginas de un sitio, como la copia literal de contenido externo.

Pero ni Panda ni ninguna otra actualización del algoritmo, logró fiscalizar la autoría de los contenidos, un problema que llega hasta nuestros días Google no puede discernir cual es el contenido copiado y cual es original, los casos donde se premia la copia y no al original  siguen siendo una moneda corriente en los resultados del buscador.

No busquemos solución a eso, un algoritmo matemático es incapaz de solucionar un dilema moral.

Conclusión

El hecho es que, según se apreciaba en los foros de Google, repentinamente Panda era el responsable de todos los males que aquejaban a los webmasters , cuando en realidad mas de la mitad de esos sitios web no tenían un "quality rate" respetable desde mucho antes de que apareciera el oso.

Por lo tanto, la máxima "el contenido es Rey" aun sigue vigente, pero "la calidad es la reina".

Compartir

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. mike - empresas multinivel dice:

    uhmm interesante entonces tendré mas cuidado con el contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *