Link baiting y sus variantes

El Link baiting, o «enlace sebo» según su traducción correcta, no es una técnica nueva. En periodismo gráfico, suele usarse aun el término «título gancho« que desde hace años se aplica al titular de un periódico, para que despierte curiosidad en el lector ocasional, precisamente ese concepto aplicado en Internet, es Link Baiting.

Se trata de encontrar una frase atrayente, curiosa y hasta conflictiva en el título de un enlace para atraer al visitante. Generalmente aplicado a blogs, muchos han sabido aprovechar este recurso con diferentes variantes:
link-baiting

  • Título controversial.
  • Contenido mas controversial aun.
  • Comentarios de lectores polarizados.

El título y los contenidos, generan opiniones opuestas que se convierten en comentarios. Cuanto mas polarizados sean esos comentarios, mas largo será el debate y mas tráfico tendrá el sitio.

Con estos tres factores hay autores que se han ganado el odio y la admiración, insultos y felicitaciones, pero sin duda han generado miles de visitas, y consecuentemente han logrado posicionarse en los buscadores.

Hay casos de famosos periódicos en linea, por lo general en la sección política, que cuentan con un grupo de usuarios «opinadores» que se ocupan de dejar comentarios, obviamente en contra de la mayoría para generar debate, lo que en la jerga se llaman trolls.

Al fin y al cabo, que otro tema es mas polémico que la política?

No olvidemos tampoco el tono que se le va a dar al artículo, el enfoque puede ser trivial, pero podemos darle un matiz humorístico, sarcástico y hasta absurdo, eso lo convierte en potencialmente interesante para la mayoría de los visitantes.

Que otro tema mas atrayente que el humor?

Todo vale para lograr visitas, ya sea para monetizar el sitio o patrocinar sus páginas.

Link Baiting en social media

Las redes sociales tienen una capacidad viral para la distribución del contenido, pero si usamos «sebo» en un título, eso multiplica esa capacidad.

Es común en Facebook encontrarse con grupos o recomendaciones de otros amigos de nuestros amigos con títulos singulares que despiertan curiosidad: «Don Carlos es un Pelot….» un grupo de FB que parodiaba a una publicidad en 2009, fue un ejemplo de viralidad: en pocos días llegó a tener 33.000 seguidores, hasta que la quitaron, pero terminó dándole un impulso al actor que la protagonizaba.

Apliquemos esta táctica a una página web y tendremos como resultado miles de visitas, que a la vez generarán enlaces y la consecuente valorización de nuestro sitio web.

Compartir

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *