Final de los directorios web

Los directorios fueron en sus comienzos un medio para que los usuarios encontrasen sitios web ordenados por categoría, los buscadores estaban en pañales, hasta que surgió Google y sugirió a los webmasters que la mejor forma de aparecer en el buscador era que sus sitios figurasen en un buen directorio, por ejemplo DMOZ.

Así comenzó la fiebre de los links, los directorios se multiplicaron como plaga solo con la intención de gestionar y comerciar enlaces, pero olvidándose del usuario, hasta el nombre de los dominios delataban sus intenciones: directoriodeenlaces.com o linkseo.es

La fiesta duró hasta que apareció Penguin cuya acción significó el fin del link building tradicional. Como restos de esa plaga, quedaron millones de directorios sin valor agregado, sin visitas y por lo tanto sin monetización, cuya sola existencia se justifica con el obsoleto intercambio de enlaces, que solo posicionamiento SEO si es natural, pero en estos casos es negativo. Esa es precisamente la explicación por la cual hoy el algoritmo penaliza a ese tipo de directorios, al respecto Javier Giganto, colega y consultor SEO Español opina:

creo que el problema no es que Google haya querido perjudicar a los directorios, sino que su tendencia es prescindir de ellos…  el tema es que en un mundo de buscadores los directorios fueron poco a poco perdiendo su razón de ser.

De todos modos, los visitantes de los directorios comenzaron a disminuir mucho tiempo antes, puntualmente cuando Google finalizó su alianza con DMOZ  y mas tarde dejó de lado su propio Google Directory en 2011. Muchos propietarios entendieron a tiempo que había que cambiar su modelo de negocio, y han aplicado distintas estrategias para atraer usuarios.

¿Volverán a tener importancia los directorios?

Esa era la esperanza de muchos propietarios de directorios que alguna vez fueron exitosos y luego terminaron penalizados por esquema de enlaces o enlaces artificiales, se planteaban si tratar de recuperarse o comenzar un modelo diferente de negocio.

El tema ya no es solamente ordenar sitios webs por categorías, eso queda en segundo plano… si queda.. Hay que incorporar valor agregado que atraiga visitantes y no solo a robots, el objetivo son las conversiones; ventas, descargas, publicidad, suscripciones, etc.

Como conclusión, un directorio de enlaces ya no es un modelo de negocio aceptable, es obsoleto. La conducta de los usuarios ha cambiado, también los dispositivos, cualquier persona tiene acceso a Internet desde un smartphone y encuentra lo que busca de cualquier modo.

Las nuevas generaciones, los millennials jamás se les hubiera ocurrido usar un directorio porque no despierta ningun interés. Prefieren la respuesta inmediata de un buscador o información de actualidad en las redes sociales. El éxito de un sitio web, depende de la atracción que genera en los usuarios de cualquier edad, ¿que atracción puede tener un listado de enlaces?.

Compartir

2 comentarios en “Final de los directorios web”

  1. Por suerte termino la era de las granjas de enlaces, pero lo malo es que ya no existen lugares donde dar a conocer nuevos sitios web.

    1. Hoy, las redes sociales son el mejor recurso para dar a conocer nuevos sitios. Si publicas regularmente y consigues una buena cantidad de seguidores, también lograrás mejorar las posiciones de tus páginas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.