Que es el Bounce Rate y como me perjudica?

que es bounce rate o tasa de rebote

Antes que las dudas te taladren en el cerebro, déjame explicarte hasta donde te debes preocupar. Por definición se considera un rebote cuando alguien accede a una página y abandona el sitio web sin visitar ninguna otra.

La cantidad de veces que esto ocurre sobre la cantidad de visitas es precisamente el porcentaje de rebote o bounce rate. No es una tragedia griega, hasta el sitio más exitoso tiene páginas propensas al abandono, nadie puede prevenir la conducta de cada visitante.

¿Que tasa de rebote es aceptable?

No existe un valor aceptable para todos por igual, del mismo modo que no existe un solo tipo de rebote. El porcentaje de abandono depende de muchos factores como, el nicho de mercadotemática del sitio, objetivo de la página, etc.

Es habitual encontrar páginas en Analytics con más 70% de abandono, y hasta puede ser una cifra aceptable si se trata de una tienda online, donde el usuario suele saltar de producto en producto.

El caso opuesto es un blog, el lector por lo general no abandona una página sin haber terminado la lectura,  y es habitual que pase a otra página del mimo sitio. En ese escenario y en condiciones normales, el porcentaje no supera el 40%

Sin embargo, si comparas los 2 casos anteriores, es posible que Analytics  entregue métricas similares, cuando hay una marcada diferencia en dos factores:

  • Tiempo de permanencia.
  • Satisfacción del usuario.

Imaginemos el peor de los escenarios de un rebote, una landing page. Si un visitante “aterriza” en una página y se queda leyendo su contenido durante 1 o 2 minutos, para luego retirarse del sitio. Esa sesión en las métricas, equivale a un 100% de rebote para esa página, aunque el usuario se haya ido satisfecho.

¿Pero acaso Analytics no puede calcular el tiempo de permanencia?

Precisamente alli esta el problema, Analytics solo puede medir ese lapso si el usuario sigue navegando dentro del sitio, de tal modo que en las métricas del ejemplo anterior, el promedio de tiempo en la página es cero (0.00), porque el usuario ha cerrado la sesión.

tasa de rebote, promedio de permanencia

Entonces cómo sabemos si el rebote es real o no?

Un excelente recurso planteado en el sitio 40 de Fiebre, es añadir una línea de código al Tracker GA de seguimiento, quedando de esta manera.

El Script añadido en la linea 5 cuenta 30 segundos (puedes elegir un valor más alto si quieres), desde que la página carga en el navegador, si luego de ese tiempo la sesión se cierra, entonces se activa un evento en Analytics que sirve de límite. De ese modo no se cuenta como rebote la sesión de ese usuario.

Ahora que ya tienes en Analytics valores reales de rebote y su promedio de permanencia, es hora que analices causas frecuentes que provocan que el usuario huya despavorido cada vez que accede a tus páginas:

Enlaces externos

Si en el texto de tu artículos hay enlaces hacia otros sitios, cuando el lector haga clic saldrá eyectado de tu web. Parece obvio, pero es un error imperdonable sobre todo si estás monetizando tu blog, no me canso de ver excelentes artículos que pierden dinero por ese detalle. Verifica que los link se abran en otras pestañas o ventanas individuales.

Tiempo de carga

Una demora en terminar de cargar por completo una página en el navegador es motivo suficiente para que el usuario naturalmente impaciente abandone la espera y se vaya. Eso se hace más notorio en dispositivos móviles donde, aún con una conexión 4G.

Una investigación de Google en 2017, llegó a la conclusión que el 53% de usuarios móviles, abandona el sitio si la espera supera los 3 segundos para visualizar una página.. Si la demora es excesiva, también altera el crawl budget del sitio, ya que googlebot necesita más tiempo para rastrear todas las páginas.

Usabilidad y Estética visual

Ya hablamos otras veces sobre usabilidad (UX), pero vale la pena recordar algunos conceptos:

Muchos diseños personalizados y plantillas comerciales no son muy amigables y terminan complicando al usuario. Si el menú de navegación no está suficientemente visible suele generar un callejón sin salida al visitante que se ve obligado a salir del sitio.

Un tamaño y tipo de letra inadecuados, una mala elección del fondo de pantalla, son suficientes para provocar un rebote. No intentes destacar la estética de tu página, sacrificando la legibilidad del contenido.

Según estudios de neuromarketing el fondo blanco con letras negras es lo más fácil de visualizar porque resulta amigable para cualquier persona, algo parecido ocurre con el tipo de letra. Utiliza siempre true types (Arial, Verdana etc.), evitando en lo posible las fuentes portables (aquí importa el tiempo de carga).

Calidad del contenido y confianza

No está de más decirlo, pero se supone que la redacción debe ser comprensible para cualquier ser humano y no un amasijo de palabras. Cuando el título de una nota ofrece algo de interés,  el visitante quiere saber exactamente que tan interesante es su contenido y no otra cosa.

En otras palabras, si publicas una nota titulada “Cómo desbloquear un Smartphone“, pero su contenido es publicidad de un celular, no sólo estás generando un rebote, también estás echando al visitante quién se siente engañado y seguramente no volverá.

El bounce rate depende de muchos factores como, el nicho de mercado, temática del sitio, objetivo de la página, etc. #BounceRate #SEO Clic para tuitear

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *